Inicio Historia Componentes Festival Manager Discografía Vídeo Galería Enlaces Contactar

 

 

Entender el espíritu de “El Charanguímetro” es una labor ardua, y por eso queremos contar un poco de nuestra historia para saber qué es y cuando se formó, a nuestro parecer la charanga más extraña y delirante de la ciudad de Zamora. Adelante, entonces, un poco de historia.

Corrían años de transición musical en la provincia. Los mercenarios de la corchea hacían su agosto particular en Zamora y los representantes, cansados de músicos tradicionales, buscaban como locos “charambitas”, más conocidas como charangas.

Nuestro primer intento, o mejor dicho engendro, fue sobre todo divertido, ya que no éramos mas que graciosos niños haciendo sonar aquellos trastos tan raros. Gracias a nuestro tesón, en cuestión de unos pocos años la charanga fue completamente modificada y reforzada tanto en músicos como en repertorio.

Años después, y después de esquivar el efecto 2000, se decide hacer un “restilín” a lo que a nuestro parecer debía ser la formación, haciendo cambios importantes e imprescindibles. Lo primero fue (¡por fin!) la constitución legal y la entrada de nuevos componentes para completar un grupo que creímos algo pequeño. Así decidimos abrir las puertas a todo aquel que quisiera pertenecer a la nueva asociación, respetando siempre un mínimo de músicos en cada actuación.

Podemos decir que el gran cambio de identidad charanguil, pasa por dejar a un lado las herencias cutre-charangueras que veníamos arrastrando y que no nos dejaba crecer  como Charanga. Todo se resume en una palabra: ABRILESCO. Mítico y resultón mambo, exportado de tierras valencianas, fue el primer arreglo para charanga que incluimos en el repertorio, comenzando un largo camino de renovación de repertorio y de intérpretes, basado en hacer un grupo lo más armonizado posible, interpretando temas de diferentes estilos.

A día de hoy, seguimos realizando actualizaciones de repertorio constantemente, ya que los estilos de los componentes del “El Charanguímetro” son muy dispares y esto hace que mantengamos una evolución musical continua, impregnando a los nuevos componentes del carácter y estilo “Charanguimetro” para así conseguir reconducir la obsoleta tradición charanguera de Sebastopol y vuelta a la iglesia de nuestra tierra hacia una música charanguil de calidad, mientras seguimos aprendiendo de los mejores.

 

 
Hemos recibido 1589 impresiones desde el 25 de agosto de 2006
Todos los logos y marcas en este sitio son propiedad de sus respectivos propietarios.
Los comentarios son propiedad de sus autores. Todo lo demás Copyright © 2006-2010 www.elcharanguimetro.com